Más de 19,000 personas que viven en zonas afectadas por el conflicto y que estaban fuera del sistema educativo, volvieron a estudiar. Este y otros logros fueron alcanzados gracias al compromiso de la Secretaría de Educación Departamental del Cauca y del proyecto Vive la Educación.

Durante más de 2,000 días, se beneficiaron más de 20,000 personas en el departamento del Cauca a través del proyecto Vive la Educación, financiado por el Gobierno de Canadá.

Según Craig Kowalik, Director de Cooperación de la Embajada de Canadá en Colombia, “Canadá ha adoptado una Política de Asistencia Internacional Feminista que busca erradicar la pobreza y construir un mundo más pacífico, inclusivo y próspero. Una educación de calidad ofrece a niños, niñas y adolescentes el conocimiento y las habilidades necesarias para hacer frente a las oportunidades y retos actuales. La educación es particularmente importante para comunidades que están en proceso de reconstrucción, proporcionando estabilidad y esperanza, ayudando a superar los efectos del conflicto y la violencia”.

Este proyecto, implementado por el Consejo Noruego para Refugiados – NRC y Save the Children, financiado por el Gobierno de Canadá en Colombia, censó a más de 20,900 hogares del Cauca tanto de zonas urbanas como en comunidades rurales apartadas. A través de esta iniciativa se identificaron más de 28,500 niños, niñas, jóvenes y adultos que como consecuencia del conflicto no pudieron acceder a la educación.   

“Tenemos la responsabilidad de brindar todas las oportunidades para que los niños y niñas accedan a la educación, al mismo tiempo que logramos apartarlos definitivamente del conflicto y la violencia. Imaginemos que una joven logra terminar su educación, ella y su familia con seguridad contribuirán a lograr una paz duradera en su comunidad”; dijo Christian Visnes, director del Consejo Noruego para Refugiados en Colombia.

Como resultado del trabajo coordinado con 35 instituciones educativas, el proyecto logró que más de 10,800 niños, niñas y adolescentes, 1,019 profesores y 439 familias participaran en actividades para el mejoramiento la calidad educativa del departamento.

“El cumplimiento del derecho a la educación de los niños, niñas y adolescentes en las zonas afectadas por el conflicto armado y la violencia, es fundamental para la reducción de las brechas de pobreza y desigualdad. Un niño con acceso a educación de calidad, en su presente y futuro podrá contribuir al cambio social del país.” María Paula Martínez, Directora Ejecutiva Save the Children Colombia. 

Aunque se han realizado grandes avances, aún hay miles de personas que esperan alcanzar su derecho a la educación en el Cauca. Uno de los mayores retos continúa siendo brindar educación en los territorios rurales donde un sin número de niños y niñas solo pueden estudiar la primaria, incluso muchos se han convertido en adultos sin saber leer o escribir; al menos 8 de cada 10 personas identificadas por el proyecto como desescolarizadas viven en los territorios más vulnerables y difíciles de alcanzar.

Con el compromiso de la Secretaría Departamental, esta iniciativa logró que al menos el 66% de los de los niños, niñas, jóvenes y adultos identificados accedieran a una educación de calidad; este es el momento de continuar con los pasos ya dados y seguir promoviendo una educación adaptada a las necesidades de los niños, niñas y jóvenes del Cauca, quienes se convertirán en los gestores del cambio en sus comunidades.